Santiago Pascual colabora con el ministerio de pesca

La Secretaría General de Pesca del Ministerio del Ministerio de Pesca, Agricultura y Alimentación del Gobierno de España ha designado un grupo de trabajo para disponer de información actualizada sobre la presencia y repercusiones del parásito Anisakis, tanto en el medio como en los productos de la pesca destinados al consumo humano.

En el Instituto de Investigaciones Marinas —perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)— trabajan investigadores especializados en diversos aspectos de seguridad alimentaria entre los que se encuentra el ecólogo Dr. Santiago Pascual que ha sido recientemente asignado por el CSIC para formar parte de dicho grupo de trabajo. Además, este investigador forma parte de la Red Gallega de Riesgos Emergentes en Seguridad Alimentaria (RISEGAL).

Dr. Pascual ¿desde cuándo formará parte del grupo de trabajo sobre anisakis de la Secretaría General de Pesca?

Mi designación como representante del CSIC en el Panel Técnico de la Secretaría General se ha producido este verano, con la intención de que el estamento científico se incorpore a la representación sectorial en el grupo de trabajo.

Nos puede indicar cuál es la finalidad principal de este grupo de trabajo

La idea general es tratar de ordenar la información y el conocimiento existente en relación a la evaluación, gestión y comunicación del riesgo asociado a la presencia de parásitos zoonóticos y alergénicos presentes en los productos de la pesca. Esto tiene que ver con un enfoque más integral e inclusivo de los aspectos de calidad y seguridad alimentaria en relación a la presencia de Anisakis en el pescado.

Desde su punto de vista ¿dónde han de dirigirse los esfuerzos para el control de este parásito?

En principio hemos de esperar a las conclusiones de este grupo de trabajo, pero todo apunta por un lado a la necesidad de generar más evidencia científica y soluciones técnicas a lo largo de la cadena de valor, y, por otro, a la demanda creciente de alinear los estímulos tecnológicos con las necesidades del mercado, tanto desde el punto de vista productivo como comercial, fundamentalmente éste último para generar más confianza entre los consumidores.

 

Santiago Pascual del Hierro pertenece al grupo del Instituto de Investigaciones Marinas de Ecología y Biodiversidad Marina